Las piscinas municipales de Valencia reabren sus puertas

Piscinas municipales de Valencia

Las ocho piscinas municipales de Valencia vuelven a abrir sus puertas, aunque con un aforo limitado de hasta el 75% por la Covid-19. Y esto será posible en un verano donde la vacunación abre la puerta a un cierto relajamiento de las restricciones. Y en este sentido, por ejemplo, ya no será necesario solicitar cita previa y se podrán utilizar los vestuarios, aunque con medidas de distanciamiento.

Piscinas municipales de Valencia que abren sus puertas

Las dos primeras piscinas municipales de Valencia que abrirán serán las de Benicalap y el complejo del Parque del Oeste. Allí, los valencianos podrán darse el primer chapuzón el próximo 12 de junio, según informa la empresa que gestiona las instalaciones en su página web. Así mismo, la concejala de Deportes, Pilar Bernabé, confirmó que a finales de junio estarán abiertas todas las piscinas municipales: Natzaret, Benicalap, Benimaclet, Castellar-Oliveral, Parque del Oeste, El Palmar , la Hípica y Benimàmet.

Sin embargo, no se habilitará la piscina de agua marina natural de la Marina de València, por “prudencia”. Esta instalación, habilitada por primera y última vez en 2019 entre los pantalanes de la dársena, frente a la Base, que contaba con un canal de nado, se convirtió pronto en un éxito. La zona de baño de la Marina, de entrada libre, estaba formada por una piscina principal de 24 metros por 33 metros de superficie y 8 metros de profundidad, con un aforo de 403 personas.

Normas para el uso de las piscinas municipales de Valencia

Aunque la campaña de vacunación avanza, la mascarilla seguirá siendo complemento imprescindible en interiores y en exteriores, aunque con excepciones. Por ejemplo, dentro del agua o mientras se nada. En el caso de las piscinas será obligatorio su uso en los periodos de descanso y cuando no se pueda garantizar la distancia de 1,5 metros. Al igual que ocurre en la playa, cuando también se exige en los paseos por la orilla.

En las piscinas de verano, este año tampoco se podrán llevar comida ni alimentos. Aunque sí hay zona de bar en servicio, con mesas y sillas acotadas para comer o tomar algo, se tendrá que guardar la distancia de seguridad. Especialmente en la zona de recepción, los vestuarios y duchas.

El aforo a lo que es el baño público estará limitado al 30%, teniendo preferencia de acceso la venta online y los bonos de temporada. Los responsables de controlar el aforo dentro del agua serán los socorristas.

Las empresas que gestionan las piscinas municipales, como Aquaval, vuelven al horario habitual. Además, han preparado un amplio programa de actividades, con cursillos de natación y escuela de verano.

Una vez completo el aforo establecido, el usuario no podrá acceder a la instalación hasta que no salgan otros usuarios. Se habilitará una puerta de entrada y otra de salida para intentar evitar al máximo los cruces. La entrada y salida será siguiendo el circuito o recorrido preestablecido. Estas son algunas de las normas que se aplicarán este año en las piscinas.

RELACIONADO: Estas son las mejores piscinas de Valencia.

¡Síguenos en Facebook y Twitter para mantenerte al día!

Compartir este artículo