Cómo elegir un fotógrafo para tu boda moderna y no morir en el intento

Las bodas: una celebración por todo lo alto del compromiso nupcial entre dos personas que ha dado lugar a un formato que, durante muchos años, se ha seguido al pie de la letra. Los tiempos cambian, y con estos cambios llegan otras maneras completamente diferentes de celebrar estas bodas, en las que se da pie cambios en el banquete, en la vestimenta, las flores utilizadas… y mucho más. Todos estos cambios implican la contratación de fotógrafos que sean capaces de estar al tanto de todos estos cambios, logrando también un acabado único y moderno para su trabajo sin perder un ápice de su profesionalidad.

En esta entrada te hablaremos en profundidad acerca de las bodas modernas, los cambios que aplican sobre la fórmula convencional y cómo elegir a un fotógrafo para este tipo de celebraciones. A su vez, te hablaremos también acerca del estudio de fotógrafos de boda d’Althea, profesionales en los que podrás confiar para fotografiar tu boda moderna y sobre los que podrás encontrar más información en su página web dalthea.com.

¿Cómo son estas bodas modernas?

Las bodas más modernas, como ya hemos explicado, llevan a cabo importantes cambios en diferentes aspectos que conforman la fórmula convencional. Así, encontramos por ejemplo bodas cuyos banquetes exigen menos protocolo, con opciones mucho más flexibles y dinámicas en las que se elimina por completo la asignación de asientos. Además, se intercalan diferentes actividades que puedan aportar movilidad y animación durante el resto de la comida.

Otra costumbre que suele llevarse a cabo en este tipo de bodas consiste en decorar las mesas para darles un efecto “instagrameable” en la que se de protagonismo a la vajilla, las copas y la mantelería, con diseños que utilicen colores mucho más llamativos. Por supuesto, cabe mencionar también el impacto en los últimos meses de la green revolution, una invasión botánica que ha venido decidida a transformar todos los espacios empleados en las bodas en un entorno natural.

Las redes sociales cada vez cobran más importancia en nuestro día a día. Además de compartir el gran día a través de redes sociales para que no falten vídeos con formatos más cortos, reels ni vídeos para TikTok, también se harán filtros personalizados para la boda, de forma que los invitados podrán subir las fotos junto a los nombres de la pareja, con al fecha y demás elementos que sean de temática nupcial. Imágenes y clips con más naturalidad e improvisación cobrarán gran protagonismo en este proceso de modernización, con acabados igual de trabajados y pensados en los que se deposita más confianza en la posproducción.

¿Cómo elijo un fotógrafo para una boda moderna?

A la hora de elegir un fotógrafo profesional para tu boda, si has planeado esta celebración para que se salga de lo convencional, su trabajo también deberá seguir esta naturaleza. Lo primero que deberás hacer será identificar el tipo de fotografía con el que te sientes más identificado, para así encontrar profesionales que sean capaces de trabajar con ese estilo. Una vez lo hayas encontrado, asegúrate de hablar con el fotógrafo de bodas, ya sea por videoconferencia o con un café en persona, para así ver cómo os sentís trabajando con dicho profesional.

Otro aspecto a tener en cuenta se trata de los tiempos de entrega del reportaje completo y del número de fotos. También tendréis que mirar un mínimo de 100 fotos de un mismo reportaje, para así confirmar que todo el trabajo se ha hecho con el mismo mimo, cohesión y respeto a la misma estética y estilo acordado con el profesional en cuestión. Por supuesto, asegúrate de consultar con otras parejas acerca del trabajo de dicho profesional antes de lanzarte y contratarlo. No encontrarás nada más objetivo que la opinión de alguien que ya ha trabajado con el fotógrafo en cuestión.

Sobre el estudio de fotógrafos de boda d’Althea

Entre las mejores opciones a las que puedes optar para fotografiar tu boda moderna encontrarás al estudio d’Althea. La clara inspiración mediterránea detrás de la fundación de este negocio se traslada a su trabajo, caracterizado por su naturalidad, carencia alguna de protocolos y de poses artificiales que puedan arruinar la belleza del momento. En d’Althea son conscientes de que estáis viviendo un día único, natural y especial en el que los artificios no hacen más que estorbar. Hay que llorar, saltar, gritar, beber, comer, reír… hay que vivirlo. Y ellos estarán allí para fotografiarlo.

La pasión que dedican a su trabajo se deriva de la apasionada historia de amor que involucra a las dos personas encargadas de llevar el estudio d’Althea: una pareja que estudiaba Fotografía Artística en la Escuela de Arte Superior y Diseño de Valencia y que el destino, por medio de una foto en particular, consiguió unir para dar lugar a una relación que, a día de hoy, todavía perdura. Dos enamorados que dedican todo su esfuerzo en lograr un acabado profesional para sus fotografías, estudio d’Althea se trata de una opción de confianza. Decántate por estos profesionales si buscas que las fotografías de tu boda rebosen naturalidad, alegría y, sobre todo, sean una fiel representación de lo importante y hermoso que fue ese día.