Aprender a bailar en Valencia. Si no lo haces es porque no quieres

Baile en pareja en Valencia

Aprender a bailar no tiene por qué ser difícil. Por mucho que puedas pensar que no naciste para bailar, tal vez lo creas porque no has recibido la instrucción adecuada de un buen profesor ni has practicado lo suficiente. Cualquier tipo de baile puede dominarse con una buena orientación y, por supuesto, esfuerzo. Sí, ¡incluso tú puedes aprender a bailar!

Hay muchas razones por las que aprender a bailar es una gran idea. La principal es que bailar es muy divertido. Pero, además, en la práctica, tener guardados unos cuantos pasos de baile en el bolsillo te puede servir para brillar en ciertos momentos importantes socialmente hablando. Digamos que es una buena manera de hacer nuevos amigos además de sorprender y levantar admiración de los que ya tenías. Y, por supuesto, es estupendo para mantenerse en forma.

Si eres principiante, deberías empezar a aprender y practicar pasos de baile fáciles para no desanimarte. Hay varios bailes de salón que son los más fáciles de aprender porque utilizan un pequeño conjunto de pasos que se repiten una y otra vez. Contando al ritmo de la música, memorizando los pasos y con un poco de práctica, puede parecer que llevas años bailando.

Una vez domines estos ritmos “fáciles” podrás adentrarte en otros muchos estilos. A continuación, te mencionamos cuales son los bailes más fáciles que puedes aprender en las academias de baile en Valencia.

Vals

El vals es uno de los bailes de salón más fáciles de aprender porque es un baile lento y suave que sólo utiliza cuatro pasos. Tiene un ritmo distintivo con un estilo fluido apto para que cualquier persona, por muy mal bailarín que sea, pueda aprenderlo. Una vez controlados los cuatro pasos, tan solo habrá que trabajar la expresión y movimientos del cuerpo para impresionar en la pista de baile de una cena glamurosa.

Swing

Lo mejor del Swing es que tiene pasos básicos que se pueden utilizar para otros bailes. Así, una vez que aprendas el Swing, podrás adaptarlo y aprender otros estilos. Sólo hay unos pocos pasos básicos, pero la clave está en saber cambiar el peso a cada pie en diferentes momentos. Es un baile muy divertido en el que se puede mostrar tu personalidad.

Rumba

La rumba es un baile sensual que tiene su origen en el este de Cuba y que tiene mucho arraigo en España. Los pasos son sencillos, con dos pasos laterales rápidos y un paso lento hacia delante. Como se trata de un baile de estilo latino, las caderas son muy activas y se mueven en “movimiento cubano”. Añadiendo el ingrediente esencial de los sutiles movimientos de cadera de lado a lado mientras se mantiene el torso erguido, hace que sea un baile maravilloso tanto para practicar como para ver.

Cha Cha Cha

El Cha Cha Cha es un baile de salón rápido y rítmico de origen latinoamericano. Este baile es enérgico y vibrante, lo que lo convierte en un baile muy divertido. Tiene un patrón básico compuesto por sólo tres pasos y un shuffle, que se baila en compás de 4/4, por lo que no es para nada complicado. Los pasos son pequeños, pero al ser un baile de estilo latino, está lleno de movimiento de cadera (de nuevo el mencionado “movimiento cubano”).

Ya sabes, te gustan los bailes pero nunca te has decidido a aprender a bailar, la realidad es que no hay excusa. Únicamente debes encontrar una buen profesor y empezar a disfrutar del baile.

¡Síguenos en Facebook y Twitter para mantenerte al día!