Desarrollador de videojuegos, ¿la profesión soñada?

videojuegos

Las nuevas tecnologías han traído consigo la creación de nuevos puestos de trabajo que no existían hace unas décadas. Todo lo que se genera en torno al ámbito gaming es un claro ejemplo de ello. Antes de la década de los 80 del siglo pasado los videojuegos no existían, pero poco a poco fueron evolucionando hasta llegar a nuestros días, en la que es la actividad de ocio por excelencia. Tal es el punto que incluso ha asaltado el cetro mundial del entretenimiento que ha ostentado el séptimo arte en el último siglo.

Al unísono de esta forma de entretenimiento, han surgido otras que también se han hecho un hueco en el mercado del ocio, y que ofrecen horas sin límites de asueto a millones de personas. Entre estos productos, destacan las tragaperras online con dinero real, las cuales se han convertido en una opción más que válida al aunar la mística de estas máquinas físicas, unido a los avances de las nuevas tecnologías.

Dentro del sector de los videojuegos, uno de los empleos que más han proliferado en este campo es el de desarrollador. Este hecho no ha pasado desapercibido para las nuevas tecnologías, que han crecido unido al ámbito gaming como forma de ocio, y que sueñan con dedicarse profesionalmente a este campo.

Pero como dice el dicho “no es oro todo lo que reluce”. Este trabajo de creador de videojuegos tiene en la trastienda algunos aspectos a los que se debe adaptar cada individuo y que supondrán algunos sacrificios.

Entre lo más reseñable, destaca la falta estabilidad de este tipo de trabajo. Los creadores de videojuegos nunca tendrán un contrato fijo, ya que se moverán por proyectos, teniendo diferente carga a lo largo del año. Habrá meses en los que no puedan respirar, y otros en los que apenas tendrán alguna labor que realizar.

El puente aéreo también será un compañero de viaje de este creador, nunca mejor dicho. En gran parte de los casos, ninguno de estos individuos tendrá un centro de trabajo fijo. Por norma general, las empresas dedicadas a la creación de videojuegos tienen numerosas sedes para cada característica de la creación, lo que hará que todos los equipos estén interrelacionados entre sí y deban acometer reuniones presenciales para poder alcanzar la meta soñada.

Es un hecho que los videojuegos ofrecen muchas oportunidades laborales, pero no es menos cierto que esos trabajos en ocasiones requieren una adaptación del trabajador a unas condiciones peculiares, alejadas de lo concebido como tradicional.

¡Síguenos en Facebook y Twitter para mantenerte al día!

Compartir este artículo